¿Cómo bajar la fiebre de un bebé?

bajar fiebre bebe

La fiebre es la respuesta del organismo ante cualquier señal de posible infección o inflamación, o de que algo anda mal. Este aumento de temperatura no es más que un mecanismo de defensa, pues al elevar su temperatura el organismo activa procesos metabólicos relacionados con el sistema inmune.

Aunque lo más indicado siempre será acudir a los servicios de consulta pediátrica, si la fiebre de tu bebé no llega a valores muy altos hay algunos trucos que pueden hacerse en casa.

 

Tratamiento para la fiebre infantil

Lo indicado es observar al bebé y no llevarlo a guardería. Las indicaciones más comunes son que haga reposo hasta que la causa de la fiebre ceda y administrarle bastante líquido para mantenerlo hidratado. Dale baños tibios y luego cúbrelo con cobertores livianos, para evitar las corrientes de aire. No obstante, trata de que la temperatura de su habitación sea fresca y mantenla aireada.

Monitorea periódicamente la temperatura de tu bebé, de preferencia con un termómetro rectal. Cualquier valor inferior a 38 grados no es fiebre según los criterios médicos modernos, pero si la temperatura se acerca peligrosamente a los 39 acude al pediatra de inmediato.

Eso sí: nunca, pero que nunca le administres aspirina. Este medicamento se ha descontinuado del tratamiento infantil, pues puede devenir en un síndrome llamado síndrome de Reye que provoca serios daños neurológicos.

Si tu nene tiene catarro, es natural que tenga un poco de fiebre porque está combatiendo la infección. Algo similar sucede al salir los dientes, cuando hay aftas bucales, cuando hay alguna indigestión o si lo has vacunado recientemente. En estos casos la temperatura regresa a la normalidad tras pocas horas. Si la fiebre persiste luego de dos días, o se acompaña de vómitos, diarreas o convulsiones, llévalo al médico.

Si el médico receta algún medicamento y te indica un ciclo de tratamiento, no lo detengas aunque la fiebre ceda, en especial los antibióticos. Recuerda que la temperatura elevada es un síntoma de una enfermedad, pero no la causa.

Deja un comentario